Llama gratis al 900 823 541

La transformación digital en las empresas es una necesidad. También, en términos generales, en la sociedad. Sólo así se entiende la creación del índice DESI por la Unión Europea. En la última edición España ha obtenido buenos resultados, pero todavía hay mucho que mejorar.

¿Qué es el índice DESI?

El Índice de la Economía y la Sociedad Digital (DESI sus siglas en inglés) es un estudio sobre la importancia de los sistemas digitales dentro de la Unión Europea, y que mide y compara a todos los estados miembros de la comunidad europea.

Con DESI se busca ayudar a los 27 estados miembros a identificar las áreas que necesitan de mayores esfuerzos y que cada gobierno sepa cómo actuar. Esas áreas son: capital humano, conectividad, integración de tecnología digital, servicios públicos digitales e Investigación y desarrollo en TIC.

Se lleva realizando desde 2014 y, al tratarse de un análisis a año vencido, DESI mide la actividad digital de 2020. Sin duda un año excepcional dado que presenció el inicio y la crisis más profunda de la covid-19.

Resultados del índice DESI 2021

Dada la necesidad imperante de digitalización, y a las ayudas llegadas desde Bruselas, todos los países han avanzado. Así, el 56% de los ciudadanos de la UE ha conseguido al menos un nivel básico en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), mientras que el número de expertos en TIC ha aumentado ligeramente.

No obstante, nos centramos en DESI 2021 para España. Nuestro país se mantiene por encima de la media en digitalización respecto a la Unión Europea. Pasa del puesto 9 al 11 tras adelantar a Bélgica y la salida de Reino Unido de este análisis tras el BREXIT.  La clasificación la lideran desde el norte de Europa y, en concreto los países nórdicos: Dinamarca, Finlandia y Suecia, seguidos por Países Bajos. Mientras, Grecia, Bulgaria y Rumanía se encuentran a la cola. España, pese a ser novena, supera a potencias como Alemania, Francia o Italia. Y sus resultados, área por área, son los siguientes:

Capital humano

Podríamos hablar de suspenso de España en cuanto a la preparación digital. Los profesionales expertos en TIC son tan sólo del 3,8%. No se logra alcanzar el 4,3% de la media europea ni, por supuesto, el 5,5% de Dinamarca, quien lidera este ranking.

A nivel población, España ocupa el decimosegundo puesto, estando por encima de la media europea. El 57% de los españoles tiene, al menos, competencias digitales básicas. Lejos todavía del 80%, objetivo que ha sido marcando desde Bruselas para 2030.

El Índice DESI 2021 da resultados dispares de digitalización para España

Integración de las tecnologías por parte de las empresas

La digitalización de empresas tampoco es la mejor. España se encuentra en la posición 16 de 27. Esto se debe a un bajo uso de las tecnologías en la nube, la falta de gestión de los macrodatos y la ausencia de sistemas de inteligencia artificial. Unas deficiencias que se acrecientan de manera considerable en pymes y micropymes. Además, en una época con el covid-19 como protagonista, sólo el 10% del volumen de ventas procedía del ecommerce; en Europa, el 12%.

Conectividad

Es del ámbito en el que España más puede presumir, ocupando la tercera posición del ranking europeo. Se debe principalmente a su amplia extensión de la red de banda ancha y a la implantación de fibra óptica. No obstante hay todavía que mejorar respecto al establecimiento del 5G. Se espera que, según cuenta «La Vanguardia», el país centre esfuerzos en mejorarlo con los fondos europeos de recuperación.

Servicios públicos digitales

Son motivo de orgullos los avances en digitalización en la administración pública. Muy por encima de la media comunitaria, España ocupa el séptimo puesto. De esta forma, el 67% de los usuarios españoles de internet hacen uso de los servicios digitales que los entes públicos ponen a disposición.

En términos generales, podemos afirmar que se ha avanzado mucho en materia de digitalización. Tanto en Europa como en el caso concreto de España. Pero, consientes de la necesidad de una transformación digital en empresas y en la sociedad, se espera que la progresión no pare. Para ello España hará un importante uso de de los fondos europeos de recuperación Next Generation: 19.600 millones de euros, que copan el 28,2% de esos fondos europeos de recuperación, muy por encima del 20% mínimo exigido a todos los estados miembros.

Además, desde el gobierno central también se apoyarán en el plan España Digital 2025. Y, de esta manera, se espera un futuro donde toda empresa tenga asimiladas unas herramientas acordes a los tiempos. Entre otras, la firma digital de documentos, los sistemas de inteligencia digital, ecommerce o expertos en TIC.

 

Abrir chat