Llama gratis al 900 823 541

Hasta hace no tanto tiempo sólo había una opción para realizar ciertos trámites con la administración. Era necesario reservar horas para, presencialmente, hacer esas tareas. Muchas veces incluso había que aguantar largas esperas y, de esa forma, perder un tiempo muy valioso para el buen funcionamiento de las empresas. Por suerte, eso pasó a la historia gracias al certificado digital de empresa.

Qué es el certificado digital

Es la herramienta que permite realizar de manera totalmente legal y oficial tareas con las administraciones públicas mediante un dispositivo online. De esta manera no es necesario acudir a un punto físico para, por ejemplo, presentar el IVA o dar de alta a algún empleado. Y, por supuesto, el certificado digital también podrá ser utilizado con entidades privadas.

Existen tres tipos de certificaciones digitales para empresa, que corresponderá a la misma en función de su naturaleza. Nosotros nos centraremos en el certificado de representante para persona jurídica, el cual deben utilizar entes como sociedades anónimas, sociedades limitadas, sociedades colectivas, sociedades comanditarias o sociedades cooperativas. Pero también podríamos encontrar el certificado de representante de administrador único o solidario y el certificado digital para entidades sin personalidad jurídica.

Cuándo caduca el certificado digital de empresa

El certificado de representante para persona jurídica caduca a los dos años de haber sido emitido. Sucede lo mismo con los dos otros tipos de certificados de empresa. Para no perder su validez, debemos hacer la solicitud para tener de nuevo el certificado digital en vigor.

Cómo renovar el certificado digital de empresa

Siendo honestos con el lenguaje, el Certificado de representante para persona jurídica no se puede renovar. No hay problema, simplemente habrá que realizar el proceso de solicitud nuevamente. De esta forma, habrá que abonar los 14 euros de tasa que darán derecho a ese certificado digital durante otros dos años. Sucede igual con este coste recurrente en los otros dos otros tipos de certificados de empresa, aunque éstos sí que tenga un proceso habilitado de renovación.

Para “renovar” este certificado digital de empresa hay que seguir los pasos que encontraremos en la web de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, dentro del apartado de Certificado de Representante. El proceso es muy sencillo, pero será importante seguir los pasos de manera adecuada. Y, en él, deberemos acudir a una oficina de la administración pública para confirmar la identidad. Normalmente sería la última visita presencial hasta dentro de otros dos años. Con ciertos requisitos, es posible incluso evitar esa visita en el momento de la solicitud.

Con esto ya tendríamos otros dos años a disposición el certificado digital, una de las maneras válidas y oficiales para realizar acreditaciones en este mundo digital. Existen otros métodos según los requerimientos de la gestión, como la firma digital. Para ella son válidos sistemas y aplicaciones como Firma Documentos, que permite organizar, firmar y enviar con total seguridad legal.

 

Abrir chat