Llama gratis al 900 823 541

La protección de datos es una forma de proteger nuestra información más personal de cara a que pueda utilizarse para fines comerciales. De esta manera, lograremos reforzar más la seguridad después de que añadamos la firma digital en cualquier documento o web.

Qué es la ley de protección de datos

La ley de protección de datos es una normativa impulsada por el Gobierno en 2018 siguiendo el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), establecido en 2016 en Europa. El actual reglamento es la sustitución de la antigua Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) que también estaba vigente a nivel de toda Europa.

Esta ley orgánica de protección de datos está enfocada principalmente a las empresas que traten en su día a día con datos personales de clientes tales como el DNI, número de cuenta o teléfono, entre otros.

Cómo cumplir la ley de protección de datos

Para lograr cumplir con la ley de protección de datos, la empresa debe tener el consentimiento del usuario en el momento en el que está introduciendo cualquier dato de carácter personal en un formulario.

Incumplir esta normativa puede acarrear graves sanciones económicas derivadas de una mala praxis con el tratamiento de los datos del cliente.

Cómo afecta la protección de datos a la firma digital

Para poder empezar a gestionar cualquier dato del cliente, antes necesita la aprobación del cliente de alguna forma. La manera más eficaz suele ser mediante la firma digital, ya que muchos de los datos se dejan al formalizar un acuerdo comercial o un contrato.

Normalmente suele existir un responsable en cada empresa encargado del tratamiento de los datos personales de los usuarios. Dicha persona será el que gestione todo lo relacionado con la información personal desde el momento que se obtenga el consentimiento.

Abrir chat