Llama gratis al 900 823 541

Existen numerosas formas de comunicación. Todas ellas van actualizándose a las demandas y a las tecnologías disponibles. Y, si hablamos de notificaciones con validez legal, también encontramos una evolución. Ahora, vamos a conocer el burofax, qué es, las situaciones en las que es recomendable utilizarlo y sus diferentes modalidades.

El burofax: ¿Qué es?

El burofax es un servicio de comunicación fehaciente, seguro y rápido por el cuál el emisor busca la prueba legal de que el destinatario ha recibido el mensaje a entregar. Además, acredita el mensaje, la fecha del envío, el emisor y el destinatario.

También se denomina burofax al propio contenido a entrenar, que generalmente suele plasmarse texto redactado. Independientemente de si es un formato físico o en el envío de un burofax online.

Esta herramienta suele utilizarse para realizar solicitudes u otras comunicaciones de importancia. Y con ella, el remitente pretende una justificación legal de notificación, la cual pudiera valer de prueba en caso de denuncia y/o juicio.

Las consecuencias de no responder un burofax, en caso de rehuso o ausencia de recogida del mismo, serían favorables al emisor en gran parte de las ocasiones. La justicia podría determinar el acto como de mala fe. Ese mensaje quedaría como notificado, con todos sus efectos legales. La otra parte deberá demostrar la causa mayor por la cual no ha podido recogerlo.

El burofax en la empresa

Una vez conocido el burofax y que es una herramienta legal muy útil, vamos a ver algunos ejemplos de casos en los que la empresa puede utilizarlo.

  • Comunicación de despidos
  • Reclamación de impagos a otras empresas
  • Gestiones de baja con servicios y subscripciones
  • Reclamación de uso indebido de recursos con derechos de autor
  • Información de desperfectos en instalaciones
  • Modificación de contratos con empleados o clientes

¿Qué es un burofax online y un burofax convencional?

Si queremos saber cómo enviar un burofax, hemos de saber los tipos de burofax en función de su formato. En ambos casos, lo necesario será acudir física o virtualmente a una empresa de mensajería que ofrezca estos servicios. Éstas se encargarán del envío, la entrega y los certificados. Y ofrecerán diferentes tarifas y servicios extras. Algunas empresas ofrecen además los dos modelos que podemos distinguir.

  • El burofax convencional se envía a una dirección postal. Éste consta una o varias hojas donde se plasma la información a comunicar. La entrega se realiza de forma física.
  • El envío de burofax online es el que podría englobarse dentro de una transformación digital. Aquí las notificaciones se realizan por medios digitales, como el email o el sms. Tiene las mismas garantías jurídicas que lo visto anteriormente, y también podríamos encontrarnos el burofax con acuse de recibo.

Y, ¿cuánto tarda en llegar un burofax?

En los núcleos de población más grandes de España, podría entregarse físicamente incluso en el mismo día que ha sido emitido. Pero, si hablamos de burofax online, llegaría de manera prácticamente inmediata. En cualquier caso, podría depender el servicio contratado.

Como vemos, la transformación digital en las empresas es una realidad. Y una necesidad. El ahorro de recursos y la inmediatez son factores clave que las compañías no deberían despreciar. Y lo cierto es que este cambio se ve en una creciente utilización he herramientas como la firma digital, la firma de documentos online, o el ya citado burofax electrónico.

 

Abrir chat